Medioambiente

Política Medioambiental

¿Sabías qué…

…la basura electrónica representa actualmente el 5% de los residuos sólidos urbanos de todo el mundo?, casi la misma cantidad que todos los envases de plástico que se desechan, pero mucho más peligrosa. Sólo en Asia se desechan cerca de 12 millones de toneladas cada año.

Los materiales más abundantes en un ordenador son plásticos, acero, silicio, aluminio y cobre. Sin embargo, en la fabricación de los chips y las placas se utilizan hasta un millar de sustancias químicas, algunas de ellas muy contaminantes y conocidas por ser cancerígenas.

Estos residuos no reciclados acaban en vertederos de basura sólida y en incineradoras lo que comporta un alto nivel de peligrosidad, tanto para el medio ambiente como para las personas.

A pesar de estos datos tan negativos, es importante saber que, realizando un tratamiento adecuado de estos materiales, se podría reaprovechar entre el 70% y el 90% de lo que se desecha, reusándolos cuando fuera posible o reciclándolos adecuadamente.

Nuestra conciencia ecológica

Utilizar políticas activas para tratar correctamente los residuos que se generan con el fin de minimizar el impacto medioambiental forma parte de nuestro compromiso voluntario pero necesario para contribuir a crear un planeta más sostenible.

En el ámbito de nuestro proceso productivo, hemos implantado medidas para separar y tratar correctamente los residuos generados.

Nuestro propósito para reducir el impacto medioambiental de los equipos electrónicos se centra en la recuperación activa y el reciclaje de los equipos en desuso. Colaboramos con entidades públicas, privadas y asociaciones que puedan utilizar parte del material para fines educativos.

Por otro lado, en cuanto al proceso de reciclaje, nos encargamos de enviar todos los aparatos eléctricos y electrónicos a plantas de reciclaje para asegurar un correcto tratamiento con emisión de certificado avalado por la Agència de Residus de Catalunya, con el código de Gestor Autorizado E-1508.14.

Los aparatos electrónicos se desmontan, los componentes potencialmente peligrosos se aíslan para su correcto tratamiento. Los materiales se clasifican por tipos de modo que la mayor parte puedan ser recuperados nuevamente y reintroducidos en el ciclo industrial de fabricación de nuevos productos.

Nuestro programa para la gestión de residuos de equipos electrónicos ha crecido significativamente y nuestro objetivo es duplicar en el plazo de tres años el volumen de residuos electrónicos recuperados para que puedan ser tratados convenientemente. Contribuiremos a lograr este objetivo gracias esfuerzo y concienciación ciudadana y nuestro compromiso para devolver al planeta lo que nos aporta.

Además, la mayoría de las multinacionales tecnológicas participan en iniciativas ecológicas, tanto fabricando materiales menos contaminantes, como realizando campañas de recogida para el posterior reciclaje de sus productos.

Y porque tú eres igual de importante en esta misión, te animamos a que participes en este compromiso común con nosotros, porque todo cuenta.

¿Cómo puedes ayudar?

Eligiendo productos que hayan sido fabricados pensando en el medio ambiente.

Este es uno de los RANKING DE ELECTRÓNICA VERDE, realizado por Greenpeace, donde se evalúa la política verde de los grandes fabricantes a nivel internacional de material informático y electrónico, tanto en los materiales utilizados para su fabricación como en el proceso de producción de los mismos.

Colaborando con el reciclaje de los productos que ya no uses.

Puedes reconocer qué aparatos requieren de esta recogida selectiva localizando este símbolo en ellos:

RAEE símbolo

En este caso tienes dos opciones:

  • Entregarlos en puntos verdes de tu municipio encargados de este tipo de recogida selectiva para aparatos eléctricos o electrónicos.
  • Traerlo a cualquiera de nuestras tiendas y nosotros nos encargaremos de que sean tratados correctamente.

Igual que nuestra sociedad, ya sea a nivel personal como en nuestros puestos de trabajo, nos hemos acostumbrado a la separación de basura según el material para tirarlo en el contenedor correcto, como el plástico, el papel o el vidrio, debemos también saber donde deben ir a parar los demás productos de los que nos queremos desprender.

Recuerda que tirarlos en los contenedores tradicionales supone seguir aumentando la contaminación en nuestra casa, nuestro PLANETA.

Solo tenemos un mundo, y depende de nosotros que el día de mañana podamos seguir conservándolo. Es muy sencillo y seguro que la naturaleza nos lo agradecerá a todos.